Alquiler de Salas para Fiestas Nueva Tendencias

Alquiler de salas para fiestas:Nuevas Tendencias

En este post hablamos de las nuevas tendencias en alquiler de salas para fiestas, y la importancia de contar con un espacio que sea a la vez cómodo y adecuado y que permita darle rienda suelta a vuestra imaginación y diversión.

El ser humano siempre ha sentido la necesidad de reunirse con las personas cercanas para conmemorar algún evento, sea este de carácter cultural (celebraciones típicas de una cultura o grupo) o más íntimo, personal o familiar: el nacimiento de un hijo, un matrimonio, un cumpleaños, la graduación, un bautizo. Cuando se trata de esos momentos que son únicos, no es de extrañar que las personas quieran salir del espacio habitual de la casa, que se hace pequeño o inapropiado, y se piense en el alquiler de salas para fiestas, para hacer que sea algo memorable.

 

Un espacio especial para un evento inolvidable

 

Si deseáis que un sencillo cumpleaños se convierta en algo especial, con un toque propio, algo que dé de qué hablar, también debéis pensar en muchas cosas: la temática de la decoración, la música, la comida, la bebida, además del alquiler de la sala para la fiesta, que debe ser un espacio cómodo, donde podáis dejar volar vuestra imaginación para sorprender a todos vuestros invitados con un evento inolvidable y divertiros de lo lindo.

Ahora bien, cuando hacéis una fiesta en vuestra casa, la mayoría de nosotros (me incluyo) no disponemos de todo el espacio que se requiere si esperamos muchos invitados. Según la ocasión, aunque sí nos sentimos cómodos por hacer las cosas a nuestro gusto; esa es una de las desventajas de hacerlo en casa. Entonces pensamos en buscar un lugar, que sea el apropiado en todos los sentidos: suficientemente amplio, acogedor, bonito, limpio, perfectamente acondicionado, con servicios opcionales, exclusivo para nosotros y nuestros invitados y que no haga daño a nuestros bolsillos.

Sin embargo, con el alquiler de una sala para fiestas “tradicional” a veces se presentan ciertas desventajas en el sentido que podéis terminar siendo, más que los anfitriones, los invitados, y vuestro poder de decidir e influir, incluso actuar, se ve limitado; esa es la desventaja cuando se escoge la opción de alquiler de salas para fiestas. Por ejemplo, en el modelo tradicional normalmente compartes el espacio con otras personas ajenas a tu celebración. Además los establecimientos os obligan a contratarles la comida, la bebida y tarta

Esto no es cómodo ni agradable para la mayoría. Sobre todo si os ponéis a pensar que, por el hecho de que además de tener que contratar la sala, tenéis que pagar la comida y la bebida al precio que decida el proveedor del servicio. Podéis terminar teniendo en lugar de una fiesta inolvidable, una gran cuenta inolvidable que pagar.

Nuevas tendencias en alquiler de salas para fiestas

 

De acuerdo con las nuevas tendencias, el alquiler de una sala para fiestas no significa el sacrificar la libertad de hacer lo que queráis. Por ejemplo, en espacios como los centros Hanky Planet, ofrecen servicio de alquiler de salas para fiestas totalmente equipadas y de uso exclusivo. Además se dan distintas opciones de ayuda y variedad de espacios. Si lo desea, el Cliente puede hacerlo todo él mismo por su cuenta, sintiéndose más como en su propia casa; si no, a través  de servicios extras ofrecen la ayuda que necesitas. Entonces, tendréis las ventajas de una y de otra: estar en otro lugar sintiéndose tan bien como si estuviera en casa.

Es decir, usando el servicio de alquiler de la salas para eventos, el Cliente informa a Hanky Planet el nivel de ayuda (servicios extras) que desea contratar  y las necesidades, en relación con el espacio, la decoración, la comida, la bebida, la música, la limpieza entre muchas más opciones. Y aun cuando pensamos en el  alquiler de salas para fiestas, podemos creer o temer que significa también gastar mucho dinero. En los centros Hanky Planet no tendréis por qué contratar nada más que el espacio; podéis llevar todo tu mismo y acondicionar la sala a tu manera y hacer algo más íntimo, más acogedor pero también más ajustado a su presupuesto. Incluso, no tienes que pagar la limpieza, si deseas hacerlo tú mism@.

Si lo prefieres, en Hanky Planet, aparte de lo básico, puedes contratar servicios extras de:

  • Limpieza
  • Almacenaje
  • Animadores
  • Monitores que se hacen cargo de los niños
  • Taller de cocina
  • Payasos y Magos
  • Catering
  • Decoración
  • Disco Party y Mini disco

Y muchos más…

Una gran ventaja comparada con las opciones tradicionales donde tu fiesta familiar comparte espacio con extraños y suelen ser para presupuestos muy elevados

Una respuesta para cada necesidad

 

Y es que hay que reconocer que cada cabeza es un mundo. Somos distintos tipos de personas y, como tales, seremos distintos tipos de Clientes, con necesidades particulares a la hora de alquilar una sala para fiestas: a unos les importa más la comida, a otros los que se va a beber o la música; algunos somos más del tipo de sentarnos a ver y disfrutar sin hacer nada, otros somos controladores compulsivos y queremos revisar hasta el último detalle.

De igual modo, algunos nunca hemos tenido la ocasión de organizar una fiesta y no tenemos la más mínima experiencia, por lo que requerimos de un poco más de ayuda de parte de la empresa que alquila la sala para fiestas; en tanto que otros somos un tanto indecisos y es mejor dejar que esos detalles los prepare alguien más, para que no llegue el día de la fiesta y todo el proceso ha sido un estrés constante que te imposibilita disfrutar de tu fiesta.

Conclusión

 

Sea cual sea tu necesidad, tu forma de ser o el motivo de la celebración, siempre es bueno contar con un profesionales que tengan la experiencia y, sobre todo, la perspicacia de saber lo que necesita realmente el Cliente que desea alquilar una sala para fiestas. Porque, más allá del motivo de la celebración, el deseo del que busca alquilar un espacio para hacer una fiesta es que las personas a las que va a invitar, familiares y amigos se sientan bien, pero él también se quiere sentirse bien. No vino aquí nada más a alquilar una sala para una fiesta, vino a buscar un lugar donde estar bien, tranquilo, cómodo, seguro, relajado, divertido y feliz con los suyos.

To Top